Jerusalem, un enfoque dinámico y revolucionario en el sector del ladrillo

Jerusalem Line es el ladrillo artesanal de alta calidad

Jerusalem Line es el ladrillo caravista artesanal de alta calidad, una gama que apuesta por la diferenciación, la innovación y la distinción. Fabricados de forma artesanal, combinan la experiencia con el diseño y la durabilidad. La Paloma Cerámicas convierte cada una de sus piezas en un enfoque dinámico y revolucionario dentro del sector del ladrillo.

La fabricación artesanal y tradicional hace del ladrillo Jerusalem un material con unas propiedades y diferencias únicas, sus características técnicas lo posicionan como un gran producto.

Jerusalem, el ladrillo artesanal de alta calidad

Jerusalem tiene una resistencia de compresión de 20N/mm², con una absorción de agua menor a un 6% y una succión de 1,2 kgs/(m² x min). Su comportamiento ante los agentes externos lo convierte en un importante material de construcción, respondiendo ante la humedad y los cambios de temperatura de forma implacable. Un material sin eflorescencias y no heladizo que permite mantener una durabilidad inigualable, La Paloma Cerámicas marca este producto con su sello de garantía de 100 años.

Cada pieza mide 480 mm de ancho, con una altura de 40 mm y una profundidad de 100 mm, proporcionando un formato estético y funcional. La combinación de sus medidas permite la ejecución de muros robustos y duraderos.

La gama de ladrillos Jersusalem se forma por los colores negro, gris, blanco y rojo, que combinándose con los diferentes colores de las juntas se multiplican sus acabados. Una sencilla y elegante selección que aporta distinción y eleva a una categoría superior cualquier tipo de construcción.

El ladrillo Jerusalem es el producto que aporta a la arquitectura y a la construcción la mayor calidad con el mejor diseño.

 

Jerusalem

Blanco

Jerusalem

Rojo

Jerusalem

Gris

Jerusalem

Negro