Faro de Punta Paloma, la funcionalidad por encima de la forma. El amor a primera vista de La Paloma Cerámicas.

Faro de Punta Paloma, amor a primera vista con La Paloma Cerámicas.

El nuevo faro de Punta Paloma en Tarifa, construido con ladrillos caravista de color blanco ártico de la gama White Line de La Paloma Cerámicas, supone un punto de inflexión entre los antiguos faros y nuevas formas de facilitar la navegación. El objetivo de este nuevo faro, basado en los parámetros constructivos de sus antecesores, trata de guiar y facilitar el tránsito de todo tipo de embarcaciones una vez que la luz del sol desaparece.

El Faro tipo tipo almenara, diseñado por el arquitecto de la , Manuel Matoses, tiene una orientación sur y una altura de plano focal óptico de más de 50 metros sobre la cota del nivel del mar, lo que supone una funcionalidad absoluta.

Se trata de un edificio con geometría básica y sencilla, formado por una planta baja para contener la zona técnica y de trabajo, y una planta primera a modo de torre. Desde esta planta se proyecta la luz necesaria para balizar la zona “Bajo de los Cabezos”, muy peligrosa para todo tipo de embarcaciones.

La funcionalidad predomina sobre la forma

Con una planta octogonal, está situado en el Parque Natural del Estrecho para dar luz a las zonas navegables más peligrosas de esta zona. Los requerimientos técnicos de esta construcción se basaban en su origen, mantener la orientación sur, tener una altura focal dentro de la normativa para la iluminación del entorno marítimo y mantener los ángulos de abertura, imprescindibles a la hora de orientar cualquier embarcación.

Su acción pasiva ante los vientos de levante y poniente es impecable, gracias a su planta octogonal y los giros progresivos de 10º en su estructura, resultando ser aristas de prisma no paralelas.

La Paloma Cerámicas, amor a primera vista

Tanto en el exterior como en el interior, el protagonista es un blanco impecable. Los ladrillos caravista blanco ártico de la gama White Line de La Paloma Cerámicas reflejan el color de la arena de las dunas de la zona. En el faro de Punta Paloma de Tarifa, los caravista de La Paloma Cerámicas visten el exterior e interior de la edificación, siendo también contenedor para el hormigón armado, que se va trabando con las caras del ladrillo gracias a varios tipos de corte realizados durante el proceso constructivo.

La colección de ladrillos cara vista White Line es la gama de blancos exclusivos que solamente obtiene La Paloma Cerámicas, gracias a los áridos, procesos y técnicas de producción. El acabado White Line aporta a la arquitectura la distinción y sencillez que cada construcción requiere, que en este caso se proyecta en forma de luz naval. Además de su comportamiento ante las inclemencias del tiempo, su resistencia y durabilidad, la unión de una estética definida y clara con la funcionalidad de cada proyecto constructivo, son la esencia y valores que aporta el material elegido.

 

Gres/Clínker

Pirineo

Gres/Clínker

Ártico

Gres/Clínker

Navarra

Gres/Clínker

Pirineo Brillo